Un alojamiento muy extremo: el salto de esquí de Holmenkollen

Airbnb ha sorprendido a todo el mundo con una oferta de alojamiento muy extrema: el legendario salto de esquí de Holmenkollen.

Estas instalaciones sirvieron como salto de esquí de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1952 en Oslo. Tal es el afecto que Noruega tiene con el deporte blanco que muy pronto se convirtió en un escenario épico para el país escandinavo.

Actualmente, además de ser una importante atracción turística, sigue acogiendo las más prestigiosas competiciones de esquí, así como también un museo dedicado a los 4.000 años de historia de este deporte en este país nórdico. Pero lo último y más sorprendete es el hecho de poder dormir en él, concretamente en un ático provisto de paredes de cristal y una azotea privada habilitada para la ocasión.

salto de esquí de Holmenkollen

Esta idea de alojamiento inusual, estará disponible en Airbnb de forma temporal. La habitación tiene una decoración nórdica moderna y contemporánea, ofreciendo las mejores vistas de la ciudad de Oslo.

Si te animas… ¡que la disfrutes! Y ya nos contarás


¿Quién no quiere un regalo?

 

Inscríbete en nuestro newsletter y te mandamos un regalo por email ahora mismo.
Si estás pensando en hacer tu primer pedido, te interesa 100% 
Inscríbete ya y conviértete en un indio!!