¡Evita el desastre! 4 gestos que impedirán que pierdas (o rompas) tus gafas de sol polarizadas

¡Evita el desastre! 4 gestos que impedirán que pierdas (o rompas) tus gafas de sol polarizadas

Seguro que eres de esas personas que se preocupan por cuidar lo que más quieren, de los que disfrutan de los pequeños momentos en compañía de sus seres queridos y saborean hasta el más mínimo detalle cuando se trata de vivir una aventura inolvidable.

Para ti, cuidar lo que te gusta no es una obligación: es un placer. Por eso sabemos que lo que estamos a punto de contarte te va a encantar. ¡Sigue leyendo!

 

Claves para conservar tus gafas de sol polarizadas sanas y salvas

Te presentamos una lista de consejos muy útiles para que tus gafas de sol polarizadas siempre estén en perfecto estado. ¡Te van a ser de gran ayuda!

 

1. El running, ¿deporte de riesgo para tus gafas de sol polarizadas?

Las gafas de sol polarizadas son un artículo perfecto para hacer deporte. Te protegen la vista de los rayos de sol dañinos, mejoran tu visibilidad y reducen los brillos excesivos que pueden molestarte al realizar ejercicio.

Por tanto, si sales a correr, ya sea en un día soleado o en uno nuboso o incluso lluvioso, debes llevarlas contigo. ¡Pero déjatelas puestas! Si te las quitas en algún momento, no las pongas sobre tu cabeza ya que podrían caerse al suelo, provocando daños en las lentes o en la montura.

 

2. Lo sentimos, pero tu bolso no es un lugar seguro

No te alarmes, no es para tanto. Solo queremos que tengas en cuenta que el bolso es un sitio poco adecuado para guardar tus gafas de sol polarizadas. Las llaves, por ejemplo, son una muy mala compañía para este complemento, ya que por su forma y el material del que están hechas son propensas a rayar las lentes con gran facilidad.

Para estos casos, la solución es muy sencilla: guarda siempre tus gafas de sol en su funda. Es un gesto muy sencillo que no te llevará tiempo. ¡No tienes excusa!

 

3. ¡Ten cuidado con dónde te sientas!

Lo típico: vas por la calle con tus nuevas gafas de sol polarizadas. Luego entras a un bar, te las quitas y las guardas en el primer sitio que encuentras. Por ejemplo, el bolsillo trasero del pantalón. Luego pides en la barra, pagas y vas a la mesa. Y te sientas… y notas un “¡crack!”. Son tus gafas de sol, que se han fracturado por la parte de la patilla.

Seguro que no se te ocurriría sentarte encima de una docena de huevos. Es más, seguro que eres de los que espera al último momento para cogerlos en el supermercado porque piensa que si los deja en la parte baja del carro se van a aplastar. ¡La próxima vez que tengas la tentación de guardarte las gafas de sol en el bolsillo recuerda esto!

 

4. El coche, el triángulo de las bermudas de los objetos de valor

Es probable que, en más de una ocasión, hayas salido de trabajar deseando llegar a casa y te hayas montado en el coche dejando todo tirado por el asiento del copiloto, la guantera o el maletero. Te entendemos: un día malo lo tiene cualquiera.

El problema es que el coche es ese lugar por donde las monedas de 20 céntimos encuentran caminos secretos para desaparecer hasta debajo de las alfombrillas, donde el móvil parece más escurridizo y se cuela entre el asiento y el respaldo hasta llegar de manera inexplicable a un recoveco inaccesible y donde las llaves se pierden y acabas encontrándolas cuando las pisas. Y, como seguro que no quieres que te pase lo mismo con tus gafas de sol polarizadas, pon soluciones: las gafas, cuando no estén puestas, siempre en su funda y en lugar seguro.

 gafas de sol polarizadas

Ahora ya sabes cómo conservar tus gafas de sol polarizadas de The Indian Face

Ya sabes todo lo necesario para evitar que tu complemento preferido sufra cualquier tipo de daño. Entra en nuestro catálogo online y aplica todo lo que has aprendido con los increíbles modelos de gafas de sol polarizadas que tenemos disponibles en theindianface.com. ¡Los pequeños detalles lo cambian todo!





Miscellaneous - Best Sellers

Best Sellers

















Guía de Tallas The Indian Face
CAMISETAS, POLOS, SUDADERAS Y JERSEYS

Comprueba la talla de Camiseta, Polo o Sudadera que tienes. Simplemente tendrás que medir la camiseta, polo o sudadera que mejor te quede de tu armario y comparar las medidas en la siguiente tabla. Así comprobarás si tu talla es XS, S, M, L o XL.

  1. Extiéndela, bien estirada. Usa un metro o una regla para medir su anchura, justo por debajo de las mangas
  2. Mide ahora la altura desde arriba del todo hasta abajo.
  3. Compara las medidas obtenidas con esta tabla y sabrás cual es tu medida adecuada.

 

CAMISETAS
S M L XL
ANCHO 50 cm 52 cm 54 cm 56 cm
LARGO 68 cm 70 cm 72 cm 74 cm
POLOS
S M L XL
ANCHO 50 cm 52 cm 54 cm 56 cm
LARGO 70 cm 72 cm 74 cm 76 cm
SUDADERAS Y JERSEYS
S M L XL
ANCHO 55 cm 57 cm 59 cm 61 cm
LARGO 70 cm 72 cm 74 cm 76 cm

 

Guia de Tallas

 * Estas medidas son aproximadas, ten en cuenta que nuestros productos están hechos a mano y pueden sufrir ligeras variaciones.

 

GAFAS DE SOL

 

Medidas Gafas de Sol